Respiración y Danza. Conclusiones

Ago 28, 2015 Sin Comentarios por

Cuarto y último artículo de la serie: La Respiración y la Danza. Por Eva MonRo.

No podía dejar pasar esta oportunidad de compartir mi experiencia de cómo el Yoga y su énfasis en una respiración adecuada, ha influido en mi danza.

Danza es movimiento, danza es emoción y los danzantes, como el resto de seres humanos, nos vemos sometidos a los miedos de la aceptación. Quizá en el artista, por la característica de su trabajo, que es la de exposición plena ante los demás, esa presión pueda sentirse más profundamente. Y eso por no hablar de las tensiones físicas acumuladas.

Esta última fue la razón que a mí me llevó a iniciarme en el Yoga. Necesitaba estirar mis músculos, sentirme más libre, adquirir más control de mi cuerpo. Por ello ¿qué era eso de tumbarse 10 minutos al llegar a clase para respirar? Una pérdida de tiempo. Y nunca he “ganado” más tiempo en mi vida que re-aprendiendo a respirar.

Otro momento clave fueron las clases que recibía con dos de mis maestras. Un día una de ellas nos dice: “levantad el brazo sin sentimiento, con técnica pero sin sentimiento”. “Y ahora hacedlo con sentimiento, inspirad a la vez que levantáis ese brazo”. Y en otra ocasión, otra de mis maestras nos dice: “llevad la respiración al punto del cuerpo que queráis mover”, o “iniciad el movimiento con la inspiración y terminadlo con la espiración”. Ay. Grandes momentos.

A partir de ahí todo empezó a encajar poco a poco en mi cuerpo y en mi alma, empecé a experimentar. En mis ensayos bloqueaba la respiración, la agitaba, la controlaba, la dejaba a su aire pero observándola. Cada movimiento empezó a adquirir un nuevo sentido, ¡qué digo! Muchos sentidos, tantos como respiraciones. Y lo mejor, nuevas sensaciones y sentimientos.

Porque “respiración y movimiento determinan el sentimiento”, en palabras de Alexander Lowen.

En ausencia de respiración no hay movimiento, y en ausencia de movimiento no hay sentimiento. Ergo en ausencia de respiración, no hay sentimiento. Y es que sólo sentimos en relación a nuestro cuerpo, es decir, sólo percibimos señales que impliquen sensaciones si nuestros órganos las sienten, si nos movemos como un todo (mente, cuerpo, alma) hacia esa señal. Y recordemos que el primer movimiento del ser humano es la respiración.

¿Por qué nos cuesta tanto respirar plenamente? Porque respirar crea sentimientos y tenemos miedo a sentir. Nos asusta sentir tristeza, agobio, pena o incluso gozo. Tenemos miedo de nosotros mismos, y de nuestro profundo interior, por ello preferimos no “sentir ni padecer” sin darnos cuenta de que estamos viviendo una vida a medias.

Estar vivo es sentir

Y es que respirar es estar vivo, y estar vivo es sentir. No podemos eludir esta verdad, ni la responsabilidad que conlleva.

Yo me he emocionado bailando y respirando. Las enseñanzas del Yoga y de la Danza, y como no, de la Vida, me han conmovido tanto que dejé la abogacía para seguir ese impulso que, por alguna razón, había descansado latente en mi interior.

Sentir el movimiento que nace de alguna parte de mi ser, que se expresa a través de mi cuerpo físico apoyándose en una respiración consciente. Esa misma respiración que segundos antes de salir a escena me calma, me arropa, me insufla valor para exponer mi tiempo, mi trabajo, mis miedos, mis ilusiones, mis complejos, mis fortalezas, mis pasiones, mis limitaciones, mi ignorancia y mi sabiduría a la percepción de los demás, de los que te observan, algunos juzgando, la mayoría sintiendo, recibiendo eso que a tu Alma emociona.

Y es que la palabra emoción está compuesta del prefijo “e” y la raíz “moción”. Emoción significa la acción de moverse hacia afuera, el impulso. Si queremos sentir emoción debemos salir al exterior, conectarnos, arriesgarnos a vivir, respirando.

“Estar totalmente vivo es respirar profundamente, moverse libremente y sentirse plenamente. Estas verdades evidentes no pueden ignorarse si nosotros valoramos la vida”. Alexander Lowan.

BIBLIOGRAFÍA

“Atlas de Anatomía” de H.F Ullmann
“Estiramientos y Conciencia Corporal para el movimiento” de Sonia Sampayo.
“El libro completo del Yoga” de James Hewitt.
“La vida es así” Capítulo sobre la respiración.
“Respiración, Sentimiento y Movimiento”, por Alexander Lowen.
www.roftintegración.blogspot.com
www.feldenkraisbarcelona.net
www.tecnicasderespiracion.com
www.hnncbiol.blogspot.com
www.fissioterapia.blogspot.com

Eva MonRo

Eva MonRo

Bailarina y profesora de Danzas y Yoga. Viajera incansable, de curiosidad insaciable, en 2012 renuncia a su carrera como abogada para dedicarse en exclusiva al Arte y a la Conciencia, emprendiendo un viaje que le llevará por Europa, Asia y África, nutriendo su vida de diferentes maestros y culturas.
Eva MonRo

Latest posts by Eva MonRo (see all)

Artículos relacionados

Danza Oriental, Pasos y movimientos, Respiración
No hay comentarios para “Respiración y Danza. Conclusiones”

Dejar un comentario

Close
¿TE GUSTA AÑIL?
No te pierdas ninguna publicación