Danza Oriental y Embarazo

sep 25, 2008 4 Comentarios por

Por Marisol Díez (Nhua Kayali).

“Este reportaje de danza oriental y embarazo tiene que ver con mi trabajo, pero va más allá. Tiene que ver con una llamada al mundo occidentalizado, al mundo hiper-racionalizado, al mundo, muchas veces de plástico, en el que vivimos.

Creemos que somos libres, creemos que tenemos muchas más y mejores oportunidades que las que tenían nuestros padres y abuelos. Creemos que vivimos mejor y más cómodos. Pero algo está pasando…, cada vez hay más depresiones, cada vez hay más stress, cada vez hay más niñas y niños con ansiedad, cada vez hay más violencia en las relaciones más íntimas, cada vez nos tocamos menos (aunque follemos más…), cada vez hay más miedo a los compromisos y la entrega, cada vez estamos más solas y solos…

…Yo os invito a bailar. A volver al corazón. A mirarnos a los ojos a pesar del miedo. A reir y llorar a pleno pulmón… A parir a nuestros hijos e hijas a pesar del miedo… A mojarnos de verdad y dejar que la vida nos toque, nos manche, nos huela…nos recuerde que somos animales.

A gozar de estar viv@s!!!”

Quiero dar gracias a las personas que, desde hace meses estáis detrás de mi animándome a que haga público mi trabajo. A Alicia Fernández por haber realizado este reportaje con tanto cariño y profesionalidad. Me ha encantado conocerte. A Joaquín, por darme ánimos y empujoncitos cariñosos cada vez que me han entrado ganas de meter la cabeza bajo tierra. Te quiero. A todas esas mujeres que me habéis enseñando tanto… A mis alumnas (os quiero…). A mis hijos Daniel y Alba, no soy capaz de imaginarme sin vosotros… sois mis maestros, os quiero más de lo que las palabras pueden alcanzar. A mi buena amiga Laura. Sabes que me tienes ahí al lado. A tantas y tantas personas que me dejo en el tintero… Rachel, Gloria, Cari, Maricarmen,Agatha, Enrique y Pedro del hospital Acuario. A Vicent, Paqui y Elvira que me habéis apoyado en el reportaje. Y como no, a mi buen amigo Zuel…, gracias por todas esas horas de trabajo y apoyo que me has regalado. Sin ti esto simplemente no habría ocurrido en este momento. Me siento afortunada de teneros cerca.

Nhua Kayali.

Artículos relacionados

Danza Oriental, Danza oriental terapéutica, Destacados

4 Comentarios para “Danza Oriental y Embarazo”

  1. vanesa Chico says:

    Hola me llamo Vanesa Chico, soy de (Buenos AiresArgentina, profesora de Danza del Vientre y profesora de Expresion Corporal, queria felicitarte, me pareció muy interesante lo que haces con la Danza Oriental y el Embarazo/ Parto.

  2. Mar Amenós says:

    Hola, me llamo Mar. Estoy muy de acuerdo con Cris (fue mi compañera en muchas clases de danza del vientre, y estupenda persona). Yo también bailé embarazada hasta el momento del parto y me fue muy bien. A parte de sentirme en forma, cuando balanceaba mi cuerpo, notaba a mi bebé, y es una experiencia muy bonita y especial. Además, tuve a Eric en sólo cuatro horas, y fue increible ver a mi bebé.

  3. Cristina Martin says:

    Hola! Soy Cris.
    Antes que nada quiero dar las gracias a Zuel por regalarnos tesoros como este articulo,entre tantos….
    Y dar tambien las GRACIAS a Marisol.Hice un taller con ella en Barcelona,yo estaba embarazada. Me sirvió muchiiiiiiiiisimo, tanto para luego dar clases a mis alumnas embarazadas, como para danzar yo misma (que bailé tanto co pude) y,sobretodo,para coger confianza en mi misma,para confiar en mi instinto,para ligarme y agerrarme a mi niña como nunca…Dancé hasta en el parto, dejé salir ese instinto del que tanto nos habló Marisol, y envuelta en una intensidad y magia abrumadora, nacio por parto natural mi pequeña. Candela hoy ya tiene dos años,y seguimos bailando juntas como si de una sola persona se tratara…

  4. Susana says:

    Hola, estoy embarazada de 7 meses y llevo todo el embarazo danzando, he de decir que me ha sentado divinamente, aportándome energía y animándome a estar más activa. Si es bueno para mí, será bueno para mi bebé, digo yo. 
    Además es muy emocionante sentir como acunas y meces a tu bebé antes de tenerlo en los brazos, desde tu vientre. 
    Animo a todas las mamás a que practiquen esta rica danza, seguro que todo son beneficios, eso si, escuchando siempre al cuerpo y con muuucha suavidad. 

    Por cierto, Marisol, enhorabuena por el reportaje y gracias por ese trabajo tan maravilloso que haces. Tuve la suerte de acudir a uno de tus seminarios justo antes de quedarme embarazada y creo que me ha ayudado muchísimo durante mi embarazo. 

    Saludos desde Madrid.

Dejar un comentario